Artesanía en el Concejo de Ribadedeva

Casa de aldea
La Casona del Jou
y alrededores

 

Oficina turismo   Ayto   Eventos   Ruta GPS   Sube tus fotos   

Relacionado

Municipio de Ribadedeva   Parroquia de Colombres   La Franca   Oriente de Asturias   Comarca del Oriente de Asturias   Costa de Asturias   El concejo   

Descripción

ARTESANÍA

Aunque fueron los zapateros de Pimiango los que dieron el mayor lustre a la artesanía del concejo, hubo otros oficios con nutrida representación, como el de carpintero en Boquerizo y Villanueva, y el de cantero en Colombres.

También se tiene conocimiento de la existencia de un alfar en Andinas, donde se hacían cacharros de barro del tipo de la cerámica negra de Faro (lugar de la parroquia de Limanes, Oviedo). Además, en las proximidades de la Fuente de la Teja, frente al lugar llamado La Parra, se conserva aún un horno en el que se elaboraban piezas de barro, fundamentalmente bebederos para gallinas.

En activo continúa Ricardo López González, artesano de la madera (tallas, arcas...) en Colombres.

Los zapateros de Pimiango

El gremio de zapateros de Pimiango —de cuyo origen nada se sabe— dio fama y prestigio a este pueblo de Ribadedeva hasta las primeras décadas del siglo XX, decayendo su actividad a partir de entonces, para extinguirse después de la guerra civil española del año 1936. Su arraigo e importancia se ponen de manifiesto en los datos aportados por los padrones del «Catastro» de Ensenada en 1753, dando cuenta de la existencia de 30 zapateros entre los 56 varones que constituían la población de Pimiango.

Era un oficio ambulante ejercido en durísimas condiciones por campesinos, que, coincidiendo con el cese temporal de las tareas agrícolas, recorrían, durante buena parte del año, ferias y mercados del resto de Asturias, Santander, Vizcaya, el norte de León, Palencia y Burgos, nunca solos sino en cuadrillas generalmente de dos o tres artesanos, compuestas por un maestro y uno o varios ayudantes. Los había también que «se asentaban cada año en un mismo concejo o comarca, donde contaban con una clientela fija» (Yolanda Cerra Bada). Solían regresar para las fiestas locales de Santu Medé (San Emeterio), el 3 de marzo, y San Roque, el 16 de agosto.

Usaban en sus transacciones una jerga llamada el «mansolea» —nombre dado también al artesano—, es decir, el habla del hombre («man») de la suela («solea») o zapatero; un lenguaje cabalístico que surgió como instrumento de defensa, con el propósito de comunicarse entre sí y no ser entendidos por personas extrañas al oficio y desconocedoras del argot. Se nutre de préstamos de otras lenguas (el vasco, fundamentalmente) o de otra jerga, de palabras nuevas o alteradas, etc. El léxico del «mansolea», como afirma Cerra Bada, es reducido, «pues sólo pretende reemplazar las palabras más corrientes del habla cotidiana», de ahí que se utilice ampliamente la polisemia, señalando el significado preciso en cada momento sólo la situación y el contexto (ej.: «jidu»: bueno, guapo, sincero, inteligente o simpático).

Formaban parte de su vocabulario palabras como «aldrape» (padre), «contumenia» (dinero), «cheru» (casa), «chicoria» (Pimiango), «galocho» (calzado), «junia» (mujer), «peluda» (peseta), «verbear» (hablar) o «yimis» (yo).

Los cueros de vaca y caballo que empleaban los zapateros eran preparados en El Curtido (Bustio), un lugar cercano al mar (desembocadura de la ría de Tinamayor) que, a fines del siglo XIX, tenía como propietario y artesano a Manuel Noriega Laso. Allí las pieles eran tratadas con el tanino obtenido de las cortezas de encina, que eran molidas por una gran rueda hidráulica movida por la fuerza de las mareas. Tras permanecer a remojo durante varias semanas, los cueros «pasaban a una gran losa de piedra o pelame, sobre la que eran curtidos usando ruedas de madera y cuchillos de acero. A continuación se transportaban a unos grandes secaderos que consistían en unos palos, donde se colgaban hasta dar por finalizada la operación» (José Manuel Feito).

Bibliografía: José Manuel Feito: «La artesanía popular asturiana», en Colección Popular Asturiana, Ayalga Ediciones, Salinas (Asturias), 1977; «Enciclopedia de la Asturias Popular», vol. II (El hombre y el medio), edit. La Voz de Asturias, S.A., Lugones (Siero), 1994. Yolanda Cerra Bada: «Tradiciones locales», en «Llanes y Ribadedeva», colección «Asturias concejo a concejo», RIDEA, Oviedo, 1993.

Dirección

Dirección postal: 33590 La Franca.

La FrancaColombresRibadedevaComarca del Oriente de AsturiasOriente de AsturiasCosta de AsturiasAsturiasEspaña

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

 

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330550104 0600000 0333 0333055 129492 0605000 033305501 0605017